La definición más aceptada de hipertensión pulmonar en niños mayores de 3 meses de edad, según las guías de manejo vigentes (World Symposium 2018) es: