cuidar

El diagnóstico de una enfermedad crónica lleva al paciente a enfrentarse al reto de convivir con una nueva realidad, involucrando a aquellas personas dispuestas a acompañarlo y asistirlo en sus actividades cotidianas.Esta situación puede desencadenar temor a tener que depender del otro, perder autonomía o dignidad, sin embargo, no debe ser visto como tal. Cuidar debe ser considerado como una decisión a la que tenemos el derecho de elegir, ya que tiene grandes recompensas, pero también algunos costes que debemos aprender a sobrellevar.

En definitiva, cuidar bien nos obliga a centrarnos en nuestro ser querido, en sus gustos, su historia de vida, su temperamento, sus limitaciones y sus deseos. De igual manera, implica un trabajo colaborativo en donde el paciente tiene un rol activo para favorecer un ambiente adecuado para su cuidado.

El objetivo es lograr una armonía entre quién da y quién recibe la ayuda, es un esfuerzo mutuo basado en el amor, la compresión y el respeto.

Deja un comentario