En el Día Mundial del Pulmón se resalta la importancia de continuar con las medidas de precaución, inclusive después de superar el pico de pandemia. • Este 25 de septiembre la Fundación Neumológica Colombiana conmemora el Día Mundial del Pulmón, fecha promovida por el Foro Internacional de Sociedades Respiratorias, FIRS por sus siglas en inglés, para educar a la comunidad acerca de la importancia de las infecciones respiratorias.

Además, hace un llamado a que se continúen implementando las medidas de precaución, después de superar el pico de la pandemia, ya que estas previenen otras infecciones respiratorias, diferentes a COVID-19 como la influenza y la tuberculosis, siendo esta última la enfermedad infecciosa más letal a nivel mundial.

La COVID-19, causada por el nuevo coronavirus SARS-coV-2, declarada en enero de 2020 como una emergencia de salud pública, es una infección que puede causar compromiso del sistema respiratorio, produciendo enfermedad muy leve (en ocasiones incluso asintomático) o cuadros de mayor gravedad, que en ocasiones pone en riesgo la vida de los pacientes. Como la COVID-19, existen otras infecciones respiratorias como la producida por neumococo (bacteria que puede causar neumonía), influenza (virus causante de la gripe estacional), virus sincitial respiratorio (VSR), sin olvidar la tuberculosis (TB), que continúa siendo la enfermedad infecciosa más letal a nivel mundial y que genera, con alguna frecuencia, discapacidad en las personas que la padecen.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de nuevos casos de algunas enfermedades respiratorias diferentes a la COVID-19 han tenido un comportamiento diferente a los años anteriores, con una disminución marcada en el número de casos registrados, probablemente debido a la implementación de las medidas de prevención que se comparten para todo este grupo de infecciones.

En Colombia, según la OMS en su reporte semanal de influenza y otros virus respiratorios (semana 36) se ha observado disminución de los casos de SARS-CoV-2 en las últimas semanas con un llamativo descenso del 10.0% en esta semana. Paralelo a esto, y en concordancia con lo descrito en otras latitudes, en nuestro país se ha observado que posiblemente asociado a la implementación de medidas de higiene respiratoria, la prevalencia de otras enfermedades respiratorias también disminuyó. Esta observación se ve con claridad en el número de casos de influenza en donde incluso en algunas semanas no se informaron casos con detecciones de este virus. Así mismo, no se han informado casos de virus respiratorio sincitial (VRS) desde la semana 19 y el número de consultas por neumonía e infecciones respiratorias agudas continuó por debajo del promedio comparado con los años anteriores.
Esta realidad epidemiológica en la que el descenso de casos de infección respiratoria por agentes diferentes al nuevo coronavirus es evidente, sugiere que mantener estos cambios de cultura puede impactar de manera positiva la salud y economía de la sociedad.

La “nueva realidad”, en la que se inicia un proceso de reapertura de la economía, la posibilidad de viajar, realizar reuniones en casa, ir a restaurantes y otros lugares, trae consigo la responsabilidad de hacerlo siguiendo las medidas de prevención para evitar el contagio y el incremento de número de casos. Por esto, el Dr. Fabio Varón, Jefe de la Unidad de Cuidado Intensivo de la Fundación Neumológica Colombiana recomienda no bajar la guardia y continuar mantenido las medidas de prevención:

1. Mantener mínimo 1 metro de distancia con otras personas.
2. Usar el tapabocas de manera continua, cubriendo boca y nariz especialmente cuando se tiene contacto con personas fuera de su núcleo familiar,
3. Evitar frotarse los ojos.
4. Lavar las manos frecuentemente con agua y jabón, cada 2 o 3 horas o usar alcohol gel cada vez que se tenga contacto con superficies o personas.
5. Limpiar y desinfectar las superficies, teléfonos, perillas o barandas, evitar uso de ascensores, entre otros.
6. Vacunarse contra influenza anualmente y neumococo de acuerdo a las indicaciones del médico. Esto reduce el riesgo de hospitalización y muerte.
7. No estar expuesto al humo de tabaco
8. Realizar ejercicio. Disminuye la respuesta inflamatoria ocasionada por infección respiratoria.
9. Consultar de manera temprana a su médico si presenta algún síntoma respiratorio: fiebre mayor a 38ºC, tos frecuente e intensa, dolor de cabeza, diarrea, disminución del gusto y olfato, malestar general, dificultad para respirar, dolor de garganta, congestión nasal, dolores musculares y articulares.
10. No salir si tiene síntomas gripales

Deja un comentario