Enfisema pulmonar en Colombia

Las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, de las cuales la EPOC y sus subtipos, como el enfisema pulmonar son la segunda causa de muerte en Colombia. Entre los tratamientos se encuentran los medicamentos, la rehabilitación pulmonar, cirugía y un tratamiento endoscópico innovador que se practica en tres ciudades del país.

En Colombia, un 8,9% de la población mayor de 40 años, cerca de 1’680.000 personas, sufren de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y, de acuerdo con la distribución proporcional de los subtipos de EPOC, una tercera parte de ellos, es decir unos 550.000, tienen predominio de enfisema 1,2,3. Con el progreso de la EPOC los pacientes presentan ahogo que los limita para hacer ejercicio, caminar y realizar muchas actividades de la vida diaria.

De hecho, de acuerdo con el anuario nacional de estadísticas vitales de Colombia, publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane)4, en el año 2019 la segunda causa de mortalidad total fueron las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores siendo responsables del 6,7% de las muertes (la primera causa fueron las enfermedades isquémicas del corazón, que fueron responsables del 16% de las muertes).

El neumólogo, jefe de la Unidad de Neumología Intervencionista de la Fundación Neumológica Colombiana, Luis Fernando Giraldo explicó que la EPOC es una enfermedad que se produce fundamentalmente por el humo de cigarrillo y el humo de la leña.

“No se trata de una enfermedad genética sino de una adquirida y aparece en las personas que han fumado la cantidad aproximada de una cajetilla diaria de cigarrillo durante diez años o más (por ejemplo, media cajetilla de cigarrillos por 20 años)”.

En esta enfermedad el factor de riesgo es el más importante y generalmente, los signos de alarma no aparecen en las primeras etapas de la enfermedad, sino cuando ya se encuentra en un nivel avanzado, cuando se hace visible la tos crónica y dificultad para respirar, que sale a relucir al llevar a cabo actividades exigentes en cuanto a esfuerzo físico.

En los pacientes con EPOC de predominio enfisema lo que ocurre es que los pulmones se inflan de aire cuando respiran, y este no vuelve a salir del tórax, generando un atrapamiento de aire que se queda en los pulmones. Este atrapamiento de aire dificulta la toma del volumen de aire fresco necesario para cada ciclo respiratorio, dificulta el funcionamiento de las zonas más sanas del pulmón y pone las fibras de los músculos respiratorios en una longitud que les impide realizar la fuerza requerida para una buena respiración, especialmente en los momentos en que la demanda sobre el sistema respiratorio aumenta generalmente durante la actividad física.

Tratamientos utilizados 

Entre los métodos para disminuir la afectación al respirar con esta enfermedad se encuentran el uso de medicamentos inhalados, así como el ejercicio físico y la rehabilitación pulmonar. Sin embargo, hay un grupo de pacientes con EPOC con un atrapamiento de aire grave, que no logra manejarse con esas medidas. En otros términos, cuando se encuentra en una etapa avanzada, las zonas sanas del pulmón no tienen espacio para trabajar y a la hora de tomar aire fresco para cada ciclo de aire respiratorio, se hacen insuficientes los medicamentos y la terapia física.

Alrededor del año 2000 se empezó a realizar la reducción de atrapamiento de aire mediante cirugía llamada reducción de volumen pulmonar, de tal forma que se sacaban las zonas del pulmón afectadas. Sin embargo, esa cirugía es un tratamiento invasivo con un riesgo importante de complicaciones. En 2010 surgió un nuevo procedimiento para la reducción de volúmenes pulmonares por vía endoscópica, que busca el mismo efecto de la cirugía sin necesidad de abrir el tórax, obteniendo los mismos beneficios, pero con menos riesgo de efectos secundarios. Después del procedimiento los pacientes mejoran de la dificultad para respirar, la calidad de vida en 9 puntos (una mejoría de 4 puntos o más se considera importante), la función pulmonar hasta un 21%, y la distancia caminada durante 6 minutos hasta 49 metros5 . A pesar de que en Colombia este procedimiento de reducción de volúmenes pulmonares se ha convertido en una opción de tratamiento desde el año 2015, solo se implementa en Bogotá, Medellín y Cali debido a que los médicos especializados en Neumología Intervencionista deben tomar un entrenamiento en Europa para aplicarlo.

Es importante resaltar que dicho tratamiento no tiene como finalidad curar la EPOC, sino que busca aliviar la enfermedad. “Al colapsar las partes más enfermas del pulmón, queda más espacio a las zonas sanas del pulmón, se reduce la cantidad de aire atrapado y se puede movilizar un mayor volumen de aire fresco, con lo cual la dificultad para respirar disminuye”, añadió el Dr. Luis Fernando Giraldo, director de la Unidad de Neumología Intervencionista de la Fundación Neumológica Colombiana, uno de las instituciones con mayor experiencia en este procedimiento en nuestro país.